Respaldado por Biden y una importante coalición de grupos empresariales, agrícolas, laborales y de interés público, el paquete es una de las mayores inversiones de este tipo en años.

El Senado de Estados Unidos, con una ajustada mayoría demócrata, aprobó este martes una propuesta de infraestructuras por 1.2 billones de dólares, apoyada por el Presidente del país, Joe Biden, y tras meses de negociaciones entre su partido y los republicanos.

El paquete salió adelante con 69 votos a favor y 30 en contra.

La iniciativa, que de materializarse será la mayor inversión en obras públicas en EU en 10 años, volverá ahora a la Cámara Baja, donde en las últimas semanas han surgido voces críticas dentro del Partido Demócrata que creen que se queda corta, antes de que sea firmada por Biden.

La propuesta, que contempla unos 550 mil millones de dólares en gasto nuevo, es sustancialmente menor que el plan de infraestructuras presentado inicialmente por Biden en marzo pasado por 2.25 billones de dólares.

En concreto, el paquete propone más de 110 mil millones de dólares para reparar carreteras, puentes y autopistas, y 66 mil millones de dólares para fomentar el ferrocarril de pasajeros y mercancías.

Esta última inversión supondría la mayor inyección de fondos en la red de ferrocarriles del país en medio siglo.

El proyecto de ley destina, además, 55 mil millones de dólares para abordar los problemas en el suministro de agua, como el reemplazo de todas las tuberías de plomo, y contempla 65 mil millones de dólares para modernizar la red eléctrica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here