Las festividades mexicanas con motivo de recordar a los seres queridos que ya no están con nosotros es de lo más colorida y diferente en cada región o pueblo del país.

Tempoal Veracruz es un municipio de la parte alta de la huasteca veracruzana; un lugar donde se ríe, baila y llora con los muertos.

Los habitantes de este municipio conservan costumbres ancestrales que les han heredado de padres a hijos, de generación en generación.

Las festividades para celebrar y recibir a sus fieles difuntos, como es la creencia, comienzan el 29 de septiembre con la primera ofrenda, en que se abre el inframundo y desde los confines de la eternidad regresan las ánimas de los seres queridos a las casas donde vivieron; donde los esperan con altar y un arco adornado con flores de cempasúchil o rosa de muerto, sobre el cual está la ofrenda dedicada para ellos, con alimentos y bebidas que a ellos les gustaba en vida.

Es tradición que en cada casa tempoalense haya un camino de flores de cempasúchil desde la calle, hasta llegar al arco donde se colocan las ofrendas, en las diferentes horas del desayuno, comida y cena; así como están las fotos de quienes ya murieron y esperan su regreso. Hay un gran sicretismo religioso, porque se ponen en el altar, bustos o imágenes de santos y vírgenes, parte de la fe católica.

Llegada la hora de la ofrenda, se lanzan cohetes, hacia el firmamento y en el altar se ponen los alimentos y se aromatiza la ofrenda con copal, para asustar los malos espíritus y así las ánimas puedan degustar de todo lo que se ha preparado en su honor: tamales, chocolate, pan de muerto, zacahuil, chicharrones, carnitas y por supuesto las bebidas locales o curados de Jovita y morita no pueden faltar. De acuerdo a la tradición invitas a tus vecinos, amistades, conocidos o alguien que vaya pasando por la calle, lo invitas a levantar la ofrenda, después de todo el ritual a las ánimas.

La fiesta grande de la huasteca, se realiza durante siete días continuos, del 28 de octubre al 03 de noviembre de cada año, es una festividad que los pobladores se preparan con meses de anticipación para que sea muy bonita.

Los tradicionales viejos de Tempoal, es parte de una herencia cultural ancestral, se disfrazan los pobladores durante estos días de diferentes maneras representando a uno de sus familiares que ya han fallecido. Es creencia de los tempoalenses, que para esconderse de la muerte cubren su cara con una máscara de madera, que artesanos locales elaboran con mucha anticipación, y salen a bailar por las calles del pueblo desde muy temprano a partir de los días 31 octubre, 1,2 y3 de noviembre en la fiesta grande. Al concluir su recorrido por las calles llegan hasta la plaza principal donde se ha montado un gran templete o tarima, llamado el foro tradicional donde las comparsas que representan cada barrio o colonia de Tempoal suben a danzar los tradicionales sones huastecos tempoalenses, desde las 5pm inician las participaciones hasta entrada la madrugada.

Cabe destacar que la máscara emblemática y representativa de estas fiestas de días de muertos en Tempoal, es la bocona, fue un rediseño de dos distinguidos tempoalenses Don Ricardo Ortega Meza (+) quién después de un análisis histórico realizará el dibujo de este peculiar personaje y su cuñado artesano, Don Modesto Sánchez fue quien le diera vida en madera la primera máscara bocona moderna, que ocurrió todo esto en la década de los años treintas; se preserva hasta nuestros días, diseñando por talleres de artesanos en diferentes estilos y representaciones de la bocona.

Esta gran fiesta de los viejos de Tempoal, en marzo de este año fue declarada como Patrimonio Cultural inmaterial de México y está en vías de declararse patrimonio cultural de la humanidad ante la UNESCO.

Estas fiestas tempoalenses se festejan en otros lugares como Tampico, Reynosa, Matamoros y han cruzado la frontera hasta Fourth Wort, Dallas, Corpus Christi en Texas; oriundos de este pueblo huasteco en dichos lugares han formado una comparsa local para seguir preservando sus tradiciones tempoalenses.

Cabe aclarar que en Tempoal se le llama días de muertos y Xantolo aunque es una palabra de origen huasteco, fue un concepto adoptado como mercadotecnia por un ex gobernador de Veracruz, buscando dar realce a estas festividades de días de muertos en la huasteca.

En Tempoal durante estas fiestas nadie duerme, turistas de diferentes partes de México y extranjeros se dan cita en corazón de las huastecas, donde la hospitalidad, una riquísima gastronomía huasteca, acompañado de la calidez de los tempoalenses que sin duda, quien visita Tempoal por primera vez, sin duda regresará al año siguiente, al lugar que es la capital cultural de la huasteca, cuna de tradiciones y donde se ríe, baila y llora con los muertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here