Vecinos, amigos, compañeros de jardín de niños, Abraham y Mario a su corta edad hacían todo juntos, hasta morirse.

Los dos menores de 5 y 7 años perecieron ahogados en el canal Tres Cruces de Valle Hermoso donde la tarde del miércoles uno de mayo se metieron y de donde ya no salieron con vida.

Una vecina de la colonia San Luis fue quien miro el cuerpo de Abraham y pidió ayuda apara sacarlo, pero cuando llego a recibir atención médica lo declararon sin vida: tenía 7 años.

Mario Alberto Lopez Leos, de 5, su vecino y compañero de aventuras, de acuerdo a la autopsia de la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas falleció a la misma hora, pero su cuerpo fue localizado un día después por el inspector de Protección Civil de Matamoros, Ernesto Rosas.

En apoyo a los cuerpos de seguridad y emergencia de Valle Hermoso que desde la primera noche se vieron rebasados al no contar con iluminación ni tan siquiera una lancha para buscar el cuerpo, acudieron agentes de Matamoros que participaron en el rescate y fue uno de ellos el que saco el cuerpo del agua cuando por fin flotó 

Alondra Leos , madre de Mario, rompió en llanto cuando vio el cuerpo del menor a un lado del canal de su desgracia, se desvaneció y se negó durante media hora a soltar el cuerpo de su único hijo.

La madre de 22 años, cajera de un supermercado no estaba presente la tarde en que Mario y Abraham se sumergieron en el canal para no salir con vida, y con el paso de las horas al ver que el cuerpo no aparecía guardaba la esperanza de que su pequeño estuviera escondido entre las parcelas, asustado, pero vivo.

Fue a las 6 de la tarde cuando el sueño se acabo y el canal de las Tres Cruces escupió el cuerpo del menor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here