En su primera aparición pública desde el asalto al Capitolio, el pasado 6 de enero, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo hoy que es tiempo de “sanar”.

Trump viajó a Álamo, Texas, para visitar la nueva sección de muro construida en la frontera con México.

Se trata de 640 kilómetros que se completaron recientemente, en el marco de su promesa de campaña de construir un “hermoso muro” para impedir el paso de migrantes a suelo estadounidense.

“Es tiempo de paz y de calma”, dijo Trump en su discurso. “El respeto a la procuración de justicia es la base de la agenda de Make America Great Again”, su lema de campaña, añadió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here