Cada día muere una media de un menor de 18 años en Honduras debido a la violencia en un país en el que no hay ningún conflicto armado, denunció este miércoles la directora ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Henrietta Fore.

«Un niño menor de 18 años muere cada día en Honduras debido a la violencia», ha dicho la jefa de Unicef en un comunicado. «Para un país que no está inmerso en un conflicto activo, esta cifra es sobrecogedora», ha enfatizado.

Fore ha indicado que, «a pesar de los esfuerzos para reducir la violencia y proteger a sus ciudadanos más jóvenes, Honduras sigue siendo un lugar peligroso para demasiados niños y jóvenes» debido a las bandas, que les enfrentan a una «elección imposible»: «Únete a nosotros o muere».

«Abandonar la escuela», ha comentado, «es demasiado a menudo la única salida de los jóvenes para escapar de las amenazas de las pandillas, del acoso y del reclutamiento forzoso, que suelen producirse cuando atraviesan zonas controladas por las bandas en el camino hacia y desde la escuela».

La consecuencia es que más de medio millón de niños en edad de cursar educación secundaria están fuera de las aulas: uno de cada dos en los primeros niveles de secundaria y dos de cada tres en los niveles superiores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here