vidaenarmonia

Y nos encontramos festejando el día del amor y la amistad, intercambiamos abrazos, llamadas, mensajes, chocolates, pensamientos, recibimos flores, regalos y detalles. Curiosa como soy, te pregunto estimado lector: ¿recuerdas porque celebramos este día? Ayer pregunte a varias personas quien era San Valentín, muy pocos sabían, ¡pero todos se preparaban para celebrarlo!

Pues bien, son muchas las leyendas que se cuentan sobre este monje, ejecutado un 14 de febrero del año 270, porque se dedicaba a casar bajo la fe cristiana a los soldados, aún cuando el emperador lo tenía prohibido. Al parecer, el rey creía que los soldados casados no eran tan buenos y eficientes como los solteros, y se resistían a ir a pelear una vez casados.

Lo que mas sobresale de este monje es su valentía, su amor y fe. Uno de los relatos más famosos habla de que Julia la hija ciega de su carcelero, recuperó su vista gracias a él, mientras que él se enamoró de ella y antes de morir, le escribió una carta que firmó «De tu Valentín». Luego de ser ejecutado y enterrado, Julia plantó un árbol de almendras de flores rosadas junto a su tumba para honrar su amor y memoria. Hoy las almendras y el color rosa simbolizan el amor y amistad duraderos.

También la literatura nos identifica amistades entrañables como Don Quijote y Sancho Panza, Sherlock Holmes y Watson, los Tres Mosqueteros.

La amistad es un vínculo afectivo e interpersonal entre dos personas, se establece durante las diferentes etapas de nuestra existencia y a lo largo de la vida buscamos consolidarlo.

La amistad es una intercomunicación cordial, libre, sin posesiones, se cultiva pero no se puede imponerse, implica sentimientos de Amor, Lealtad, Sinceridad, Respeto, Prudencia, Confianza, Humildad, Apoyo y Compañía. Además de alcances mutuos y la pre-ocupación siempre por el bienestar del otro.

Aristóteles nos habla de que existen clases de amistades: amistad por interés, amistad por placer y amistad por utilidad.

Los expertos en el tema hablan de la necesidad de amistades para cubrir espacios personales; por ejemplo: el Amigo del trabajo,( aumenta la productividad, hace que el día pase rápido y que el ambiente laboral se perciba ligero y divertido),Amigo de intereses comunes, amigo 100% honesto ( te dice tus verdades como son), Amigo para sentirte bien (maliciosamente solo te dice lo que quieres escuchar), Amigo por siempre (conoce toda tu biografía y aun así te es incondicional).

Igualmente existen amistades peligrosas: el Amigo competidor (te envidia y rivaliza contigo en todo), el Amigo sanguijuela (se aferra a tu vida para vivir la suya),el Amigo bocón (no sabe guardarte un secreto, lo divulga en cuanto se lo cuentas), Amigo ocupadísimo (nunca tiene tiempo de verte, ni llamarte, ni escucharte), el Amigo complicado (siempre pone objeciones a tus propuestas), Amigo payaso (todo es burla), Amigo fanático(siempre tiene la “verdad absoluta” y su obsesión es hacerte pensar que siempre estas equivocado).

Cuídate del Amigo resentido: el que se aleja y no te dice porqué. Te inquieta con su silencio para hacerte sentir culpable por algún daño que él considera que le has causado. Su interpretación de la realidad es como la del ciego que, tomando el rallador de cocina, exclama: ¿Quien escribió estas tonterías?

Y huye si sospechas que dentro de tu grupo de amistades existe un Amigo intrigante: híbrido entre envidioso, entrometido y chismoso; su impulso de meter cizaña es incontrolable. Trasmite juicios dañinos sobre ti y de personas inocentes de forma sutil e insidiosa, que: “dice” haber escuchado pero nunca te dice de quien lo escucho”. Y lo hace porque asegura se considera “tu amigo”. Cuidado, ¡Este tipo de amigo hibrido hace el mal muy bien y el bien muy mal!…!Húyele! ¡Deseando que no solo Hoy sino siempre disfrutes de vida, del amor y la amistad!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here