cupula burbuja

La imposición de FLORENTINO “TINO” SÁENZ COBOS, en la dirigencia de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en Tamaulipas, no solo trajo consigno la división de los campesinos, sino hasta una demanda de carácter laboral por parte del personal que trabajaba para la organización y fue despedida sin argumento alguno.

A decir de una de las demandantes, a la llegada de Tino, sin decir más, y sin pagarles las últimas quincenas trabajadas, les ordenaron que no se presentaran más.

La quejosa, aseguró que el “líder” ni siquiera se tomó la molestia de conocerlas, es más, ni siquiera saludarlas, ni a unos adultos mayores que ahí laboraban los perdonó, pues también los echó; la actitud de “perdonavidas” de Tino, provocó que hasta colaboradores voluntarios se retiraran. A la única dama que le devolvieron al empleo, fue a la esposa del segundo de abordo.

Por cierto, se asegura que JUAN BAEZ RODRIGUEZ, solo protegió a su seguidores cercanos, quienes quedaron amparados en la nomina de un programa del sorgo.

A decir de los ahora ex empleados, TINO está muy lejos de ser LIDER de los campesinos, y prueba de ello es que ni siquiera ha podido conciliar los intereses de los campesinos del municipio de San Fernando, en donde se ha llegado incluso a la violencia.

Refieren que la serie de divisiones que se está viviendo en el seno de la organización, deja claro que FLORENTINO no está dando el “ancho”, no a los campesinos, porque no fue electo de manera democrática, sino a quien lo mandó a representar sus intereses.

Pero como siempre hay alguien que conoce bien a otro, hubo una voz que de manera tajante dijo “a ese cabrón no le importan los campesinos, es más, le vale madre todo, lo único que le importa es que le llegue el dinero, mientras él llene los bolsillos, los demás que se chinguen”.

Pues si con liderazgos como este el Partido Revolucionario Institucional (PRI) piensa que puede recuperar este siete de junio los distritos perdidos, pues ahora

sí que como dicen en el campo, “a buen santo se encomiéndala”. ¡Viva la democracia!”.

Hablando de democracia, el que habló fuerte, claro y conciso, fue el obispo de la diócesis de ciudad Victoria, ANTONIO GONZÁLEZ SÁNCHEZ, al señalar su desacuerdo en cuanto a que los políticos que aspiran a un puesto de elección popular tengan que ser financiados en sus campañas por el estado.

El obispo dijo de manera textual: “A la luz de la palabra de Dios yo digo lo que creo, y me pregunto,: porque el gobierno tiene que dar dinero a los partidos políticos; es pregunta que siempre me he hecho y mas hoy que ya aumentaron los partidos”.

“No sé si en otros países pasa lo mismo pero por ejemplo en el vecino país del norte tienen dos partidos y más o menos bajo una democracia los partidos se alternan el poder; acá en México ya tenemos diez partidos políticos.

“Para promover su imagen y encauzar el voto, los candidatos a puestos de elección popular tendrían que recibir recurso del instituto político que lo postula, comentó el Obispo al comparar a un partido con una empresa o un equipo deportivo. “en donde los dueños enfrentan los gastos propios; por eso es la pregunta que me hago”.

Comentarios y sugerencias:

Javialcala76@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here