«No es cuánto dinero ganes, sino cuánto dinero conservas,qué tan duro  trabaja para ti y para cuántas generaciones lo conserva».  

¡Hola amigos lectores!   Los saludo con mucho gusto  y espero que hayan tenido una gran semana. Platicando  en una reunión  con mis amigas, en broma pero eso si muy en serio, me comentaban   “es que es muy difícil ahorrar”, “mientras más dinero gano, mas gasto” y así varias acordaron que tenían muy poca voluntad y disciplina para elaborar un plan de ahorro.

Muchas veces caemos en el error, o más bien “horror”  de que todavía  No contamos con el dinero de la próxima quincena, o apenas nos van a pagar algún dinero que nos debían, cuando ya tenemos muy decidido en que lo vamos a gastar.  En otros casos peor aún, tenemos el mal hábito de gastar más de lo que ganamos, la buena noticia es que  si nos proponemos y somos disciplinados paso a paso  podremos mejorar nuestros hábitos ahorrativos.

Si para ti es muy difícil ahorrar o conoces a alguien que es muy “gastalon” a continuación te explico  diferentes maneras  que te pueden ayudar a  mantener en crecimiento tu cuenta bancaria.

Aplicando  “Descuento por Nomina”

En las empresas  hay dos modalidades  en que te pueden ayudar  con tus hábitos ahorrativos, puedes requerirle a  tu jefe que te descuenten  una parte de sueldo para la caja de ahorro de la empresa y te lo den al fin de año.

La segunda modalidad es requerir a tu empresa que parte de sueldo lo destinen directamente a tu  afore como ahorro  voluntario, usualmente lo puedes sacar cada 2 o 6 meses dependiendo las políticas del banco.

El descuento por nomina  puede ser de gran ayuda cuando no tenemos la disciplina para destinar  parte de nuestro sueldo a nuestra cuenta de ahorros,  aquí hay que aplicar la frase “ojos que no ven corazón que no siente”  traducido a nuestros términos seria   “dinero que no ves, dinero que no gastas”.

 

Aplicando  “Ahorro a domicilio”

Todos los bancos tienen la modalidad  de que  pueden retirar determinada cantidad de tu cuenta de nomina   y depositarla a tu cuenta de inversión y así puedas ganar intereses. Este proceso se llama domiciliación bancaria  y  funciona igual que cuando  pedimos que nuestra forma de pago para pagar algún servicio se cargue directamente a nuestra cuenta de banco. Ejemplo, nosotros autorizamos a nuestro banco que retire cierta cantidad para pagar  la membrecía del gimnasio o el cable.  La domiciliación bancaria  o “cobro automático”  cada vez se vuelve una forma de pago más común debido a sus múltiples ventajas, solo por mencionar algunas, ahorras tiempo al no tener que ir al banco  y hacer filas, te evitas pagar comisiones por pagos tardíos, además nos facilita el control de balance de nuestra cuenta al saber por predestinado cuanta cantidad se destinara a nuestros pagos y a nuestra cuenta de inversión.  Mi única recomendación seria ser muy cuidadosos al programar las fechas de los cobros automáticos, para evitar que te cobren  que no tengas dinero disponible en tu cuenta  y como consecuencia termines pagando de más a causa de un sobregiro.

Aplicando  “Cuéntale a quien más confianza le tengas, Cómplices ahorrativos”

Como seres sociales que somos, no hay nada mejor que tener a alguien con quien podamos compartir nuestras metas y planes.  Así como es más divertido y motivante tener algún amigo que también vaya al gimnasio con nosotros  y asi “echarnos porras” mutuamente.  También es de beneficio compartir nuestras metas financieras con nuestra pareja o alguna persona de nuestra entera confianza y así cuando vayas al Centro Comercial  tendrías a alguien que te pueda recordar  que no debes de gastar o hacerte la pregunta obligada “ ¿lo quieres o lo necesitas?”.                                       Otro beneficio de tener un cómplice ahorrativo es que lo bueno se contagia y más cuando ves resultados, si así como cuando ves que tu amigo  que se puso  “a dieta” y lo ves más delgado, te animas tu también a ponerte a dieta. Pues al  ahorrar y tener un cómplice inconscientemente también animas a esa persona a ahorrar  y animarse sobre todo cuando comparten metas por ejemplo algún viaje planeado con amigos  o la pareja con planes de  comprar una casa.

                                                                                    

Para  finalizar mi querido lector, les vuelvo a recordar que no es difícil ahorrar dinero si vamos aprendiendo paso a paso, todo en esta vida es un proceso de aprendizaje  y nunca es tarde para actualizarnos y aprender cosas nuevas.  Lamentablemente en nuestro país no tenemos muy desarrollada  una cultura de planeación financiera y  algunas veces cuando buscamos información es muy difícil entenderla,  por eso  mi objetivo es explicarles todo de la manera más sencilla y animarlos a ahorrar  recuerden mi ecuación financiera a seguir  Ahorro = Guardar  +  Guardar =Protección  y nuestro resultado es “Seguridad”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here