.
.

La verdad es lo importante…

.

El show debe continuar


El cantante Julión Álvarez entra a un salón repleto de periodistas dando saltos, con la camisa desabrochada hasta el tercer botón, el pecho encendido y una sonrisa de oreja a oreja. Saluda a los presentes con los brazos abiertos, como si se tratara del primer concierto de su gira y aquella sala fría fuera a sus ojos una reunión con amigos. Pero la tarima que le han colocado a Julión —así le gusta que le llamen— no es para cantar, sino para explicar por qué su nombre completo, Julio César Álvarez Montelongo, aparece en una lista del Departamento del Tesoro de Estados Unidos entre una veintena de mexicanos ligados con una red de lavado de dinero dirigida por un misterioso narcotraficante. Entre aquellos nombres figura también la estrella del fútbol mexicano, Rafael Márquez. Antes de sentarse aplaude un par de veces. Bienvenidos al último corrido de Julión.

1502415807_501818_1502471031_noticia_fotograma

 

— ¿Conocía usted a Raúl Flores Hernández?

— Sí, señor. De ahí de La Camelia, en Guadalajara, Jalisco.

El cantante de banda norteña responde sonriente a la pregunta y su público encaja aquella sinceridad como algo inesperado. Se hace un silencio antes de volver al griterío de preguntas y flashes. A Raúl Flores el Gobierno estadounidense lo identifica como el líder de una organización de narcotráfico, formada en su mayoría por miembros de su familia. En un comunicado de este miércoles, el Tesoro precisó que operaba desde hacía décadas una red de lavado de dinero. Y aunque, según Estados Unidos, Flores no estaba vinculado a una organización criminal en concreto, sí ha tenido lazos con los líderes del Cartel de Sinaloa, el más poderoso de México y el de Jalisco Nueva Generación, cada vez con más peso. Las autoridades estadounidenses aseguran que sus inicios en el narco se remontan a la década de los ochenta, especialmente en Guadalajara (Jalisco), pero también en Ciudad de México.

Pero Julión cuenta que no sabía nada de esto. A él se lo presentaron en aquel bar de Guadalajara, donde iba a actuar. “No era mi amigo, jamás tuve su celular”, añade el cantante confiado. Recuerda que conoció a Flores hace años como uno de los dueños de La Camelia, de los primeros recintos que pisó cuando llegó de gira a Jalisco. El Departamento del Tesoro ha enumerado no obstante la relación del artista con el capo a través de estas empresas: JCAM Editora Musical, Noryban Productions y Ticket Boleto. Todas ellas tenían algún tipo de relación con Flores.

Reseñas

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>