Parecía que todo había regresado a la normalidad luego de que se confirmara que Diego Maradona permanecerá como técnico de Dorados para el Clausura 2019, sólo tenía que pasar por exámenes de rutina que le exigía el propio club, pero ahí se descubrió que tenía algo más grave y por ello fue hospitalizado.

El ‘Pelusa’ se encuentra todavía en Buenos Aires y, de acuerdo con información de Infobae, acudió a la clínica Los Olivos para hacerse un chequeo general, ahí se le detectó un sangrado estomacal tras realizarse una endoscopia debido a la operación de bypass gástrico a la que fue sometido hace algunos años.

El timonel de los Dorados tuvo un reencuentro con la mayoría de sus hijos durante su actual estancia en Argentina, por lo que en el hospital está acompañado por Giannina, Jana y Diego Jr.De acuerdo a reportes de la propia familia, Diego está fuera de algún peligro mayor, por lo que se espera pueda ser dado de alta en las próximas horas, aunque deberá guardar reposo.

Ante tal panorama, la directiva del cuadro de Culiacán ha confirmado que el ‘10’ se ausentará varias semanas del banquillo, así que su lugar será ocupado por su nuevo auxiliar, José María Martínez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here