matamoros-ayer-y-hoy

Hola que tal amables lectores, a finales de mes pasado se llevó a cabo una importante reunión con el fin de analizar y presentar algunas alternativas por especialistas en la materia, de proyectos hidráulicos para Matamoros, lo que permitiría aumentar la capacidad de desfogue en caso de lluvias fuertes.

1Recordemos que Matamoros está prácticamente construido sobre sobre esteros y desde hace años siempre ha sido la problemática de la ciudad, las inundaciones en sectores bajos, o en aquellas donde se construyó contra la naturaleza y se taparon drenes, otras más se desviaron y lagunetas de desfogues naturales que prácticamente hemos colapsado.

En la conferencia organizada por el llamado G-5, integrado por la cámara Mexicana de las Industrias de la Construcción, la Asociación de Ingenieros, Arquitectos y Constructores de Matamoros A,C., los colegios de Ingenieros Civiles del Noreste de Tamaulipas, A,C., de Arquitectos Civiles del Noreste de Tamaulipas, A,C., e Ingenieros civiles de Matamoros, A,C., se trataron las posibles soluciones para el control de dren principal del Distrito de Riego 025 del Bajo Rio Bravo.

El principal ponente de la conferencia, que terminó como una reunión de trabajo, la cual se realizó en el auditorio de la Cámara de Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), luego de que todos los participantes presentaron sus ponencias sobre cómo solucionar los problemas con el dren principal, se llegó a la conclusión de la necesidad de ir avanzando paralelamente en tomar medidas particulares con esa problemática, pero además bajo la visión de un proyecto a largo plazo que permita resolver de la cantidad de agua que escurre por la forma en que llueve en la zona, tenemos mucha más rápida la concentración de los caudales y por ello resalta la capacidad insuficiente de estos drenes” argumentó.

LA DIVISION DE LA RED PLUVIAL

2La red divide a la ciudad en cuatro subcuencas principales: la primera formada por el dren principal, con mil 194 hectáreas; la zona dos con el 32 izquierdo, que sirve de desahogo a 3 mil 192 hectáreas; la tres se forman con lo que el propio Rio Bravo conduce y desagua; la cuenca cuatro desfoga el agua pluvial con drenes secundarios, cuyo cause llega dren 20 de Noviembre, este con un área de 3 mil 532 hectáreas.

“Las cuencas dos y cuatro son las generan mayores afectaciones a la población por los encharcamientos e inundaciones” puntualizó el director de la Conagua en la cuenca del Rio Bravo.

Por el momento se calcula que estos drenes, con escurrimientos de la zona urbana, llevan tres veces más de agua que la prevista en su diseño original que era exclusivamente para uso agrícola, por lo cual esta situación complica aún más la posibilidad del desalojo del agua de los drenes.

Hoy la ciudad por su situación plana y las protuberancias en el terreno, se tienen detectadas 154 hectáreas de afecciones permanentes durante las lluvias, que representan alrededor de 80 colonias con el orden de 5 mil 600 casas, donde habitan aproximadamente 30 mil personas cuya agua no tienen otra salida que el propio dren principal.

3Esto se suma al problema de la baja eficiencia de conducción que tienen los drenes por su grado de azolve, pues estos requieren de limpieza continua, un manejo de la basura y escombro adecuado, pues estos elementos a veces son factores de taponamiento y los puentes que cruzan los drenes están construidos de forma insuficiente, pues son verdaderos “cuellos de botella” para la circulación del agua en casos de contingencia.

Se calcula, de acuerdo con datos aportados por los participantes, que el dren principal solo tiene el 60 por ciento de eficiencia de conducción de agua que debería tener, debido a su nulo mantenimiento.

LAS SOLUCIONES PROPUESTAS

Oscar Gutiérrez Santana, director de la Conagua, dijo que se tienen algunas propuestas, que si no solucionan el problema, por la falta de ese proyecto integral para el manejo de las aguas pluviales en la ciudad, si son propuestas inmediatas que pudieran plantearse para conseguir recursos y para lograr algún avance en este rubro y reducir el riesgo de forma importante la frecuencia de las inundaciones.

5La propuesta se concentró precisamente en dar solución a los problemas del dren emisor pluvial, el principal y el 32 izquierdo, los cuales fluyen en un mismo punto y crean problemas de circulación del agua pluvial.

El funcionario de la Conagua señalo como primera opción de solución sería la construcción de una represa que permitiera regular el volumen de agua entra al dren junto con un sistema de bombeo, lo que permitiría seguir con las descargas pluviales en ese mismo dren pero con una mayor capacidad del propio dren. El inconveniente seria los altos costos de operación y de infraestructura de obra civil que se requiera, además de que dependería su eficiencia de una operación oportuna de gente dedicada a realizarla exclusivamente.

La segunda solución planteada por la Conagua es la aplicación del dren emisor pluvial de 5.4 kilómetros, dándole una capacidad de 15 metros cúbicos por segundo de capacidad y que su descarga se hiciera en el de Las Vacas.

Esto representaría la separación física del drenaje agrícola del urbano, los inconvenientes es que los costos serían muy elevados, desazolvar el dren al mar y con costos permanentes de mantenimiento. Admitió que estas obras no resuelven el problema de las anegaciones en la ciudad de Matamoros de forma integral, pues para ello se requiere hacer un estudio profundo de la problemática que reviste este aspecto para poder aportar soluciones, que señaló, “deben ser parte de un proyecto integral y a largo plazo que se vaya cumpliendo por estas y que permita al mismo tiempo conseguir los recursos que se requieren para su edificación”.

Hoy la problemática de Matamoros en el tema de las inundaciones, tiene muchas aristas entre las principales són las técnicas y las económicas por los altos costos en el rediseño del drenaje pluvial de la ciudad. Hasta la próxima……….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here