De eso sabe bien Elvis Francois, un hombre que, según información de Infobae, sobrevivió durante 24 días a la deriva en el mar solamente alimentándose de kétchup, polvo de ajo y unos cubos de caldo.

Este hombre de 47 años estaba trabajando en la reparación de un velero en isla San Martín de las Antillas Holandesas cuando las condiciones del mar cambiaron drásticamente y las olas lo arrastraron hasta el fondo.

Como el motor de la embarcación estaba con desperfectos técnicos no pudo volver al puerto y perdió el control. “Llamé a mis amigos, ellos intentaron contactarme, pero perdí la señal. No había nada más que hacer sino sentarme y esperar, pero no tenía comida“, explicó.

Elvis se vio en medio del océano solo y supo que quizás no podría volver más. Ahí fue que encontró una botella de kétchup y cubos de caldo, los cuales racionó para poder alimentarse. Además, se hidrató con agua de lluvia.

Así pasaron 24 días en los que no sabría si volvería a pisar tierra firme. “En algún momento perdí la esperanza y pensaba en mi familia, pero les agradezco a los guardacostas, si no fuera por ellos no estaría contando la historia“, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here