El papá de Jenny Rivera fue denunciado por presunto acoso sexual y despido injustificado por una exempleada que trabajó para su disquera Cintas Acuario por casi 20 años, tiempo durante el que dijo haber sufrido tocamientos indebidos e insinuaciones sexuales.

La demanda contra el patriarca de los Rivera fue presentada en septiembre del año pasado y este martes 14 de junio inicio el juicio en la Corte Superior de Los Ángeles, California, donde la denunciante Fabiola Ávalos dio su testimonio en el que señaló haber sido despedida por no acceder al acomportamiento de Pedro Rivera.

De acuerdo con lo señalado en el programa de espectáculos, durante el juicio se habló de tres incidentes con Pedro Rivera. El primero de ellos en su oficina donde le tocó la entrepierna y le acarició la cintura; el segundo, cuando le miró en busto, y el tercero cuando la apretó del brazo para impedirle hablar con la prensa.

Además de acoso sexual y despido injustificado, Pedro Rivera también fue denunciado por estrés emocional, salario incompleto, violencia física y humillación laboral que habría ejercido contra Fabiola Ávalos durante el tiempo que trabajo en su empresa.

Al respecto, Pedro Rivera se ha negado a dar declaraciones y tras el juicio de este martes salió de la corte escoltado y abandonó el lugar sin dar entrevistas. Sin embargo, se dio a conocer que estuvo acompañado de sus hijos Juan y Rosie Rivera.

“Este tipo de casos siempre cansa, cansa a ellos, cansan a mi papá . Son cosas estresantes y pues nos quedamos aquí, vamos a estar acudiendo, demostrando el apoyo (…) La habilidad que tiene la gente para hacer esas cosas, yo no estoy de acuerdo», dijo Juan Rivera en un encuentro con los medios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here