La activista Susana Prieto Terrazas acusó al coordinador del Senado de la República, Ricardo Monreal, de ejercer presión para que el Movimiento Obrero de Matamoros disuelva la huelga en 32 plantas manufactureras.


“En la medianoche me hablo por telefono para pedirme que se hablara con los trabajadores, que se les pidiera regresar a trabajar este lunes en una ingerencia que no se puede pasar por alto ya que también le hablo al líder del Sindicato para que llegara a las puertas de Autoliv a querer desbaratar la huelga”.
Fue a su arribo a la maquiladora Autoliv los primeros minutos del domingo, que Susana Prieto frente a unos 500 trabajadores que hacían la guardia del tercer turno, puso el altavoz y dijo estar hablando con el coordinador del Senado de la República quien le pidió retirar las banderas rojinegras.
“Me indigna ver cómo se quiere abusar del obrero así de una forma tan vil, creyendo que pueden saltarse su derecho constitucional de hacer huelga y de solo por ser Senador de la República pensar que se puede pisotear un movimiento tan digno, está lucha sigue no se va detener por las llamadas de Ricardo Monreal.

Como principal asesora del MOM -Movimiento Obrero de Matamoros-, la también abogada laborista en el tercer día de huelga hizo un llamado a funcionarios de los tres niveles de gobierno para que dejen de intervenir en la crisis que estalló el 10 de enero pero que se cristalizó hasta el 25 cuando 45 maquiladoras comenzaron la huelga total.
“Es un asunto de los trabajadores y los empresarios, nadie se puede meter, nadie debe opinar es muy sencillo si las fábricas quieren que el trabajador entre pues que le den el aumento del 20% y el bono que les corresponde”.


En los 4 parques industriales de Matamoros el clima es tenso, los obreros hacen guardia bajo la vigilancia de elementos de la Policía Estatal en lo que califican como un acto de intimidación.
En tanto, entre sábado y domingo, otras tres empresas aceptaron la demanda de los trabajadores: Tidi de Mexico, Cambridge International y Easy Way con lo que se elevó a 15 el número de plantas que mejoran las prestaciones de sus trabajadores.
Cuando las banderas rojinegras ondean aún en 30 plantas maquiladora, los obreros se observan desgastados pues temen que la policia estatal regrese y tal y como lo hizo el sábado 26 en la fábrica Decofimex cuando argumentaron contar con una querella de los dueños en contra de los huelguistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here