Sin decir ni pío del enfrentamiento que cobro la vida de seis civiles en Reynosa, el Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca participa hoy en el Club Campestre de Tampico  un torneo de golf.

Lejos de presentar sus condolencias a la familia de los cuatro hombres y dos mujeres que cayeron abatidos en la colonia Petrolera, y que de acuerdo a la misma Procuraduría de Justicia de Tamaulipas, no pertenecían a ningún grupo criminal, el mandatario optó por irse a tomar la foto con golfistas de Estados Unidos y Canada reunidos en el puerto.


 

Fue la madrugada del jueves cuando  seis civiles murieron en el fuego cruzado de los enfrentamientos entre autoridades y presuntos integrantes del crimen organizado en Reynosa, Tamaulipas.

Son cuatro hombres y dos mujeres las víctimas que fueron trasladadas al Servicio Médico Forense (Semefo).

Las personas que quedaron bajo fuego habrían avisado a sus familiares sobre la situación en la que se hallaban, previo a perder la vida, de acuerdo con información de medios nacionales.

Los nombres de los occisos son José Alfredo Vargas Dueñas, y Teresa Sánchez Presa de 62 años, su hija Maribel Roque Sánchez de 36 y su nieto Sergio Guadalupe Roque Martínez, de 19, y estudiante de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT); e Israel Rodolfo Alcaraz González y otro hombre que permanece sin ser identificado.

 

La Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas (PGJT) informó esta tarde que ya investiga para establecer las circunstancias en que murieron seis personas y resultó lesionada otra más.

“Las primeras investigaciones establecen que tres de las víctimas laboraban en una empresa de la zona y tres eran miembros de una familia, quienes se encontraban en la calle al momento de una confrontación armada entre grupos delincuenciales.

“Una de las primeras pruebas practicadas a las víctimas, adicional a la autopsia fue la de radizonato de sodio, la cual dio negativa, determinándose que no dispararon arma de fuego y no eran parte del enfrentamiento”, indicó la dependencia en un comunicado.

Peritos de la PGJT están realizando diversas pruebas relacionados con los hechos, entre ellas las de balística, mecánica de hechos, así como planimetría e informática forense que permitirán establecer las circunstancias en que murieron las seis personas y resultó herida otra, de acuerdo con la información oficial.

La Comisión Estatal de Atención a Víctimas, aseguró la PGJT, intervino ya para ofrecer y dar asistencia legal, médica, psicológica y social a los familiares de los afectados, a quienes ya fueron entregados los cuerpos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here