images

¡Hola estimado lector! Después de un tiempo ausente vuelvo a retomar mi espacio, en mi casa editorial La Frontera…tengo muchos temas pendientes en mi agenda, sin embargo hoy es un día especial, es el “Día mundial de la Salud Mental”?

Este día trata de sensibilizar a los que poblamos este planeta sobre los trastornos mentales, informar lo más relevante para implementar recursos en servicios de   prevención, difusión y tratamientos sobre la salud mental.

Te comparto que dentro de los trastornos mentales se encuentran la ESQUIZOFRENIA; el trastorno mental más estigmatizado socialmente, donde se violan los derechos humanos y se discrimina a las personas que la padecen, en áreas laborales, sociales, vivienda y educación.

El SUICIDIO, relacionado con los trastornos mentales como consecuencia secundaria a una depresión o esquizofrenia. Se considera la tercer causa principal de muerte a escala mundial en personas de 15 a 34 años. Cada año cerca de 875.000 personas se suicidan.

La EPILEPSIA presente a nivel mundial, de 5-8 por 1.000 habitantes. Generada por causas prenatales o perinatales, (complicaciones obstétricas, prematuridad, bajo peso al nacer), por lesiones cerebrales traumáticas, infecciones del sistema nervioso central, tumores cerebrales y enfermedades neurodegenerativas.

La DEMENCIA, padecida por 24,3 millones de personas en el mundo, amenaza con duplicarse cada 20 años, siendo las personas más afectadas en su salud mental los familiares que cuidan de ellos.

Le siguen los trastornos por CONSUMO DE ALCOHOL y de DROGAS ILÍCITAS que derivan en depresión, suicidio, paranoia, demencia y accidentes viales e imprudenciales. Se calcula que son más de 200 millones las personas que diariamente consumen drogas ilícitas en el mundo.

Y también estimado lector; entra la DEPRESION, Una de cada 10 personas tiene periodos depresivos y al menos, el 17% de la población nos deprimiremos una vez a lo largo de nuestra vida.

Las estadísticas son escalofriantes, la depresión, manifestada por tristeza, perdida de interés por actividades placenteras y laborales, insomnio, perdida de energía, cansancio, trastornos somáticos y alimenticios,  problemas de atención, pensamientos suicidas o suicidio, afecta a más de 350 millones de personas en el mundo. No respeta niveles socioeconómicos ni edades, hoy en día desde niños hasta adultos mayores pueden padecerla.

En México, el presupuesto público federal asignado a “Salud”, indicó que el 2.87 % del gasto es usado para modernizar, ampliar y construir infraestructura en el sector, dentro de este el presupuesto destinado a “salud mental” es del 0.89% el otro 97.13 % se designa para servicios personales, sueldos, prestaciones, y subsidios. ¿Cambiara esto con la cuarta transformación?

Muchas veces me he preguntado si los encargados del sector salud saben que el tratamiento de enfermedades como el hipotiroidismo o la deficiencia de vitamina B12, que agravan o conducen a una demencia, es de fácil manejo y bajo costo, ¿porque no prevén administrando vitamina B12, como lo hacen con el acido fólico? En países europeos se cuenta con la cartilla de salud psicológica, ¿porque aquí no?

¡Pensemos estimado lector! ¿Para qué tantas reservas guardadas si nuestra población no vive como debería de vivir?, ¿si hay pobreza extrema, crisis laboral, ausencia de oportunidades, juventud desempleada, violencia, inseguridad, corrupción y sistemas de salud y educación deficientes?

La esperanza quedan en manos del nuevo gobierno. -Definir estrategias reales para ayudar a las personas con trastornos mentales, Determinar y combatir factores de riesgo y construir alianzas con la sociedad civil. ¡Reflexionemos, por la salud mental de todos!

¡Excelente día! M.M.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here