Magníficos, exuberantes, casi dignos de un Oscar, con la mejor producción que el dinero puede pagar, asesorados por los mejores psicólogos para impactar al público y que su mensaje llegue hasta el último rincón de la tierra, es digno de aplaudir el alto grado de esmero con el que son diseñados los comerciales de la Coca-Cola, sin embargo, me es necesario hacer hincapié, que solo aplaudo la elaboración de estos, más no su contenido. En los últimos meses, hemos sido testigos de un movimiento sin precedentes en Matamoros, me refiero a las huelgas masivas en las cuales los obreros han luchado incansablemente por sus derechos, dicho movimiento alentó a los trabajadores de nuestra droga favorita, así es, la Coca-Cola. Pero a todo esto, hago remembranza sobre la eficaz y vil publicidad que promueve dicha empresa, en donde alaban el concepto de la familia y los valores que supuestamente pregonan, en campañas que te invitan a compartir la mesa con tus seres queridos disfrutando de una suculenta bebida carbonatada. Es aquí donde yo me pregunto, si promueves los valores familiares en tu publicidad ¿Qué hay de las familias que están siendo afectadas por una injusticia laboral? ¿Realmente no son dignas de ser escuchadas? No puedes predicar una cosa y en tu casa hacer lo contrario. Ahora, sé que muchos de ustedes dirán, ellos se lo buscaron al tomar la decisión de irse a huelga, pero les recuerdo que toda injusticia merece tal sacrificio ¡porque nadie luchará por tus derechos más que tú mismo! En resumen, y reitero, solo es la humilde opinión de un adicto al agua carbonatada, a pesar de que duele el desabasto de la ya mencionada droga, duele más ver cómo mancillan, maltratan, destruyen y atentan en contra de la institución más sagrada que es la familia, misma que públicamente promueven, siendo una empresa altamente cotizada mundialmente, pero pobre en cuanto a valores y humanidad, ojalá y puedan bajar de su nube, para llegar a un acuerdo con sus trabajadores, he dicho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here