1

Dicen que no hay fecha que no se cumpla y fecha que no se llegue y el día se llegó, y fue ayer noticia de ocho columnas cuando el quinto poder que son las redes sociales daban por enterados a propios y extraños que el próximo gobernador de Tamaulipas Francisco Javier García Cabeza de Vaca se reunía con el mandatario actual Egidio Torre Cantú en su administración que casi agoniza.La cita fue en la esquina del poder donde los que saben que ” de que se van se van” ya nada se puede hacer. Cabeza de Vaca había llegado y es como la estocada final para darse cuenta que han perdido por los próximos seis años.

Dicen que ha la banca no se le invita a los amigos, pero en esas derrotas no superadas como se le hace para salir del hoyo donde ni ellos mismos saben quién los metio.

Y cómo saberlo si las traiciones vinieron de todos lados con un PRI hecho pedazos y con la única seguridad de que el que estaba al frente de dicho partido no ha podido arroparlos o darles la cara de lo sucedido.

Cabeza de Vaca en la esquina del Poder donde ese lugar se debe de atender al pueblo, a los que buscan a su gobernador y les de la cara y no se esconda en sus Suburban blancas donde solo los de a pie lo pueden medio ver o medio saludar.

Cabeza de Vaca en Palacio de Gobierno en la oficina principal donde en los próximos seis años hará sentir los vientos de cambio de esos que tanto mencionó y la mayoría de los tamaulipecos le creyó, de esos cambios que esperan todos que saque todo lo podrido de todas sus áreas, que realmente se vea la mano firme del manda más y la mano sensible con su pueblo.

Un pueblo que lo ve con agrado, un Tamaulipas que necesita de él y de todos sus próximos secretarios, un estado que se mantiene de pie a pesar de todo lo que le hicieron y que aún así sigue creyendo en su gente buena.

Vientos de cambio y Cabeza de Vaca con ellos, y tan es así que Tamaulipas es nota nacional pero no de lo malo que pasa sino de lo que viene, de lo que está por llegar, el compromiso es enorme, los enemigos son pocos, ya que son más los que quieren trabajar y ser solidarios con la nómina pero no todos estarán. Como van a estar los que lo ofendieron, los que se metieron con su familia, los que lo traicionaron, los que no se la jugaron públicamente con el, esos no pueden ni deben de estar.

Cabeza de Vaca tiene mucho trabajo por hacer no bastarán seis años para todo el daño que le han hecho a Tamaulipas ochenta y seis para ser exactos pero lo que sí sabemos es que estará rodeado de gente que hará la diferencia, de rostros nuevos y con el mejor perfil para sacar a Tamaulipas de donde lo metieron

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here