vidaenarmonia

  Aún y cuando la situación política está en crisis en nuestro país, pues muchos somos los decepcionados que ya no creemos en los partidos y mucho menos en sus políticos, en los últimos días en el desayuno, en el cafecito, en la jugada o en donde te pares el tema común es sobre política, partidos y candidatos o más bien los “suspirantes” al congreso o a la presidencia municipal.

El otro día revisando una de mis redes sociales, me sentí más que bombardeada por tanta  propaganda de              “suspirantes” ya que ni les había dado el sugerido “Like” a sus páginas y aparecían etiquetados en mi muro. Sí, me tome unos minutos y observe a los “suspirantes” en sus fotografías luciendo su mejor sonrisa, presentándonos la mejor cara de su familia, presumiendo ahora si su “generosidad” junto a unos cuantos juguetes de la tienda del dólar, o su visita a los que menos tienen, a las colonias necesitadas, a las que están en extrema pobreza, sus visitas al centro, al hospital, al mercado, al tianguis, codeándose hasta  con el taquero. ¡Bueno, está para reírnos pero existe hasta el suspirante que regala los tamales para el día de la candelaria! ¡Bien lindos ellos! Hoy más que nunca aman a Matamoros y a su gente, les preocupa como está la ciudad, hoy son más amables, bondadosos y amigos de todos.

Que bueno fuera que sus acciones fueran sinceras pero a leguas se nota que no lo son, vale hacer hasta el ridículo bailando por ganar un voto, un voto que los lleve a “servirse” si logran llegar, olvidándose  de trabajar por  las esperanzas de quienes los eligieron.

Algunos amigos y hasta conocidos me han pedido que haga un perfil psicológico de algunos de los “suspirantes”,  quizás lo haga un día de estos, después, la verdad hoy no tengo ganas.  Esta tarde escribiendo esta nota me acosan las preguntas y me cuestiono: ¿Si en estas elecciones habrá algún candidato que en verdad demuestre que va a la lucha por lo intereses y bienestar del pueblo, de los ciudadanos que lo eligieron y no por los propios, ¿como? manifestando destinar ya no todo su sueldo sino un porcentaje para distintos proyectos de participación ciudadana, proyectos que lleguen a los ciudadanos que los eligieron como pasó en el estado de Jalisco? ¿O el que diga que no va por un sueldo? …se vale soñar.

O bien ya en el congreso, serán capaces nuestros “suspirantes” ya electos, de demostrarnos el “amor a su distrito, a Matamoros y a Tamaulipas”  legislando, apoyando y aprobando un acuerdo de austeridad para quitar del presupuesto gastos  adicionales como recursos para oficinas de enlace, vales o apoyos para gasolina, comidas, caminos de peaje, boletos de avión, telefonía móvil, seguros de gastos médicos mayores y gastos de representación, como sucedió en Jalisco? ¿Si puede ser en un estado de nuestro país, porque no también en Tamaulipas?

Esta tarde escribiendo esta nota sueño despierta, sueño en que conozcamos del trabajo de los “suspirantes” que lleguen al congreso por sus  recorridos por las calles y las colonias de sus distritos, escuchando, dialogando y  rindiendo cuentas por lo menos cada seis meses de su trabajo legislativo en el Congreso a quienes todavía creen en ellos, y no solo saber de ellos por las redes sociales o “spot” pagados en los medios de comunicación.

Al “suspirante” que llegue a la presidencia municipal le deseo éxito, su trabajo no será nada fácil, la ciudad esta hecha un caos, las colonias olvidadas, las calles deshechas,  los servicios públicos brillan por su ausencia y la inseguridad a la orden del día. Como muchos ciudadanos ya no quiero que la ciudad este mejor, sino simplemente deseo que esté como antes, como hace años, las calles sin pozos, un Matamoros Seguro, Tranquilo y en Paz.  ¡Excelente Fin de Semana!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here