En Reynosa, tierra del Gobernador, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, la inseguridad es tal que ni siquiera dentro de las escuelas los menores están seguros, como lo demuestra el que Jesus Antonio cayera fulminado en las canchas de la Técnica 60: tenía 15 años.

La tarde del lunes, el adolescente que cursaba el tercer grado en la Escuela Secundaria Técnica 60 en Reynosa, Tamaulipas, recibió una  “bala perdida” cuando jugaba en las canchas del plantel, ubicado en la calle Oriente 3, de la colonia Las Fuentes sección Lomas.

Como casi todos los días, en la zona se empezaron a escuchar detonaciones de arma de fuego. Entre la confusión, el estudiante intentó correr hasta que no pudo más y cayó al suelo.

Las primeras investigaciones sugirieron que el proyectil pudo ser producto de una persecución y balacera entre policías e integrantes del crimen organizado, situación que en esa zona del país ocurre con regularidad.

Tras las balas, autoridades de la escuela llamaron a los servicios de emergencia, pero los paramédicos solo llegaron a certificar la muerte de Jesús Antonio.

Al mismo tiempo, elementos de las policías Federal y Fuerza Tamaulipas hicieron las primeras pesquisas, pero hasta el momento no hay detenidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here