Suicidio: Factores de Riesgo

0
1248

La clave para evitar un suicidio                        es encontrarle un sentido a tu vida.

                                                M.M.

Tristemente Matamoros a nivel estatal va a la cabeza en actos de suicidio, el ultimo hace unos días, “una joven maestra por problemas discutió con su pareja y (pienso, que en un acto de desesperación e impulsividad) decidió quitarse la vida”. La chica consumo el acto, pero en realidad los problemas existían desde mucho antes y quizá nunca se expresaron, nunca se atendieron”.

Casi siempre que leemos alguna noticia sobre suicidio pensamos ¨Que llevo a esta persona a terminar con su vida? Son varios factores detonantes que van desde el más importante, el grado de salud mental del individuo donde el detonante principal es la Depresión, pasando por variables de salud física, problemas personales, aspectos sociales, familiares, económicos, laborales.

“El suicidio es una forma de terminar con la vida en la que un individuo, se autoagrede utilizando un determinado método con la intención de morir, percibiendo esta opción como la mejor solución a lo que lo aqueja”. La conducta suicida no distingue géneros, según la OMS (Organización Mundial de la Salud) a nivel mundial, cada 40 segundos una persona pone fin a su vida. Siendo las mujeres quienes más presentan conductas suicidas, son los hombres quienes más logran poner fin a su existencia.

En factor de riesgo se encuentran los Jóvenes menores de 35 y adultos mayores. Algunos factores de riesgo que influyen en conductas suicidas son: Deterioro en la salud mental (Depresión), historia familiar con trastornos en el estado de ánimo, alcoholismo, suicidio, factores genéticos, problemas emocionales recientes como duelos, perdidas afectivas, laborales, aislamiento forzado (covid19), desempleo, bajo nivel cultural, cambios radicales en el comportamiento.

Actualmente, en tiempos de pandemia y desde un enfoque sociológico, la nueva normalidad, los cambios en el ritmo de vida, rutinas, la presión social y económica han llevado a un aumento de los trastornos de ansiedad lo que afecta la salud mental.    Las situaciones de estrés crónico, a largo plazo conllevan, al desarrollo de trastornos mentales, principalmente depresión lo que lleva al consumo de psicofármacos, sustancias psicotrópicas, alcoholismo, confinamientos y, como consecuencia, esté fenómeno puede terminar favoreciendo el suicidio.

Y Como podemos ayudar?

Atender el comportamiento y las señales verbales, estas nos indica que alguien está pensando en acabar con su vida. Hay que escuchar las voces, uno de los mitos más frecuentes en la conducta suicida es creer que quienes manifiestan su deseo de morir solo buscan llamar la atención. Investigaciones han comprobado que personas que han intentado suicidarse expresaron previamente su intención y finalmente la cumplieron.

Un factor importante son los estados de ánimo, las alteraciones del sueño, prefieren dormir para evadir o desconectarse de la realidad, e incluso aislarse y deja de convivir con la familia.

Éxito no es sinónimo de felicidad. El suicidio se comporta de una forma característica. Casi siempre va acompañado de una crisis emocional, puede ser un pequeño momento en el tiempo pero con gran reactividad emocional que hace actuar impulsivamente con resultados fatales.

Debemos estar atentos; Muchas personas pueden tener crisis suicidas y en uno o dos días ya no las tienen, eso no significa que ya no las tendrán. Es muy importante buscar la ayuda profesional y no olvidar que la estabilidad emocional, la comunicación, el respeto y la unión familiar constituyen la mayor protección ante la depresión y los intentos de suicidio.

Lic. Miriam Morales                                                              

Psicoterapeuta                                                                                  

Citas 8688135337

CAPSI Matamoros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here